La verdad es que acampar en Holanda no ha sido tarea fácil. Casi en su totalidad el terreno está cultivado o se dedica al pastoreo. Los terrenos son bastante amplios y casi sin árboles por lo que resulta complicado pasar desapercibido. Solo en dos ocasiones conseguí poder hacer acampada “free”. Uno de los días fue cuando cruzamos la frontera entre Bélgica y Holanda, día que tuvimos una fuerte tormenta. Tuvimos mucha suerte de encontrar unos arbustos que nos resguardaban bastante bien. La segunda vez acampamos en la playa, fue el día en que Dylan sufrió el accidente. Ya me daba igual que viniera la policía, les explicaría que a causa del accidente nos resultaba imposible seguir avanzando.

Volviendo al tema del camping, a mí la acampada tradicional me resulta muy incomoda, rodeado de caravanas y de un montón de gente. Descubrimos los “mini camping” o “camping boerderij” que son campings habilitados en granjas. Son mucho más baratos y con el ambiente típico de la granja. Suelen tener instalaciones básicas, pero que están bastante bien. Además el ambiente es muy familiar. He pagado desde 16€ a 6,50€ por noche. Lo bueno es que estos camping están repartidos por todo el territorio holandés y si te mueves en bici no tendrás problema alguno en encontrare un sitio donde pasar la noche, ya que siempre habrá un mini camping disponible. Así también puedes ayudar a la economía de estas pequeñas granjas.

Tengo que decir que la acampada libre en Holanda no está muy bien vista y te arriesgas a ser multado por la policía o que algún vecino con mala leche te denuncie.

Aquí dejo un par de enlaces de dos sitios en los que me he sentido muy cómodo y donde la atención ha sido de lo mejor. También tengo que decir que fueron de los más baratos con un gasto por día de 10€ a 6,50€, eso teniendo en cuenta que viajo en bicicleta y con Dylan. Me imagino que si viajas en caravana o coche quizás la tarifa suba un poco más. El primero de los mini camping que puedo recomendar es camping 2bunders próximo a Groninga. El otro es más básico, pero cuenta con lo necesario. El camping se llama De Leeuw y está a 3,5 kilometros del ferry por si quieres ir a Emden, un pueblo Aleman que está bien comunicado con trenes o buses y por supuesto con carriles bici.